Manifestación del sindicato polaco Solidaridad en el lugar de peregrinación Czestochowa (Polonia). El sindicato ilegal Solidaridad se convierte en un movimiento de masas que ya no es posible detener.
Fuente: AP Photo

El movimiento pacifista y ecologista

A partir de finales de los años 1970 surgen en la RDA numerosos grupos opositores. Sus protestas van dirigidas contra la militarización de la sociedad, la destrucción del medio ambiente y la decadencia de las ciudades. A pesar de la persecución militar, cada vez más personas participan en el movimiento pacifista y ecológico.

En el congreso eclesiástico de Wittenberg el 24 de septiembre de 1983, Stefan Nau forja una reja de arado a partir de una espada ante 4.000 espectadores. El lema “convertir las espadas en arados” surge al principio sobre todo en los actos pacíficos organizados por la Iglesia. En 1981, un amplio grupo de la población luce este lema en forma de parche como símbolo de protesta, por lo que el Estado empieza a actuar de forma masiva contra quienes portan el distintivo.
Fuente: Dirk Eisermann/Hamburg

Los grupos pacifistas se oponen a la militarización de la sociedad de la RDA, la carrera armamentística internacional y la amenaza atómica. A principio de los años 1980, el lema “convertir las espadas en arados” se convierte en el símbolo del movimiento pacifista.

El smog, la deforestación y la lluvia ácida son ocultados por los dirigentes de la RDA. La destrucción manifiesta del hábitat hace que cada vez más personas se movilicen en favor de la conservación del medio ambiente.

Los grupos pacifistas y ecológicos intentan llamar la atención sobre la precaria situación mediante actos públicos. El poder del Estado los combate con violencia policial y con los métodos de los servicios secretos. Los miembros de los grupos no sólo deben contar con discriminaciones profesionales y sociales, sino que también están expuestos a represiones como el encarcelamiento y los registros domiciliarios. A pesar de ello, el número de grupos opositores sigue creciendo durante los años 1980.

Quelle: Robert-Havemann-Gesellschaft
Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang