Protestas contra el nombramiento de Egon Krenz como presidente del Consejo de Estado el 24 de octubre de 1989 frente al edificio del Consejo de Estado en Berlín Este.
Fuente: picture-alliance/dpa/Wolfgang Kumm

Hungría, la vía hacia la libertad

Los que desean salir intentan llegar a la República Federal por todos los medios. Las fotos del desmantelamiento de las barreras de la frontera con Austria en mayo de 1989 recorren el mundo. Miles de alemanes del Este viajan a Hungría a partir de ese momento. Muchos se refugian en la embajada de la República Federal en Budapest, otros esperan cerca de la frontera a que surja una oportunidad para escapar, puesto que legalmente no pueden cruzar la frontera y la policía húngara impide a muchos la huida.

Hungría comienza a desmantelar las barreras en la frontera con Austria el 2 de mayo de 1989.
Fuente: AP-Photo/Kronen Zeitung/Gino Molin
Verano de 1989: Debido al abarrotamiento de la embajada de la República Federal de Alemania se monta un campamento de refugiados en un parque del barrio Zugliget de Budapest.
Fuente: picture-alliance/ZB/Ulrich Haessler
Durante el Picnic Paneuropeo el 19 de agosto de 1989 cerca de Sopron (Hungría) varios centenares de alemanes orientales huyen a Austria por una valla fronteriza sin cerrar. Los soldados fronterizos húngaros no hacen intento de detenerlos.
Fuente: picture-alliance/dpa/Votava
Durante los meses de verano, muchos alemanes orientales intentan huir de Hungría a Austria a través de la llamada frontera verde. Aunque la frontera aún está vigilada, una y otra vez, algunos consiguen huir, como este pequeño grupo en agosto de 1989.
Fuente: Dirk Eisermann/Hamburg
Gerhard Meyer, un berlinés oriental de 39 años gerente de una cantina, es el primero en llegar con su familia al puesto fronterizo de Passau (Baviera) hacia las tres de la madrugada del 11 de septiembre de 1989.
Fuente: picture-alliance/dpa/Karl Staedele

Más de 600 personas aprovechan el Picnic Paneuropeo del 19 de agosto de 1989 para huir a través de la cercana valla fronteriza. El camino hacia Occidente a través de Hungría sigue siendo, no obstante, peligroso: Pocos días después, soldados fronterizos disparan y matan a un joven de la RDA en un enfrentamiento.

A pesar de todo, la oleada de refugiados no cesa. Miles acampan en el jardín de la abarrotada embajada, en sus coches y en los campamentos de acogida improvisados. El 10 de septiembre, el Gobierno húngaro anuncia por fin la apertura de la frontera con Austria. En los días siguientes, 14.000 personas salen de Hungría con destino a la República Federal de Alemania.

Llamamiento a la participación en el Picnic Paneuropeo. El encuentro húngaro-austriaco está amparado por el diputado europeo Otto von Habsburg y el político reformista y ministro de Estado húngaro Imre Pozsgay. Los organizadores repartieron panfletos en húngaro y alemán.
Fuente: Dirk Eisermann/Hamburg
Nota de la agencia de prensa ADN de la RDA del 11 de septiembre de 1989 en el periódico del partido SED ##Neues Deutschland##.
Fuente: Neues Deutschland, 11.9.1989
El 21 de septiembre, el periódico ##Neues Deutschland## publica un reportaje absurdo titulado “Mentholzigarettenentführung” (secuestro de los cigarrillos de mentol) que afirma que la huida masiva es un tráfico de seres humanos organizado por Occidente. El 3 de noviembre el periódico se disculpa por la mentira.
Fuente: Neues Deutschland, 21.9.1989
El 21 de septiembre, el periódico ##Neues Deutschland## publica un reportaje absurdo titulado “Mentholzigarettenentführung” (secuestro de los cigarrillos de mentol) que afirma que la huida masiva es un tráfico de seres humanos organizado por Occidente. El 3 de noviembre el periódico se disculpa por la mentira.
Fuente: Neues Deutschland, 21.9.1989
La Biblioteca sobre Medio Ambiente expresa públicamente su opinión sobre la huida en masa en septiembre de 1989. La considera una “situación revolucionaria”. El artículo de la revista clandestina Umweltblätter es repartido en forma de panfleto.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
On arrival from Hungary, East German refugees had their documents stamped by the Republic of Austria - and were given a map of Vienna to help them find their way in the new world.
Fuente: Privatarchiv
The Kliewer familie escaped from the GDR in the summer of 1989. Asked to draw what he liked best in his holidays, their seven-year-old son Mario drew this picture at his new school in West Germany.
Fuente: Ute und Hartmut Kliewer
An East German family smuggled almost 19,000 Forints (Hungarian currency) across the border inside this teddy bear, as they were only allowed to exchange 2,650 Forints per year.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft/Frank Ebert
Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang