Protestas contra el nombramiento de Egon Krenz como presidente del Consejo de Estado el 24 de octubre de 1989 frente al edificio del Consejo de Estado en Berlín Este.
Fuente: picture-alliance/dpa/Wolfgang Kumm

El 9 de noviembre de 1989 – la caída del Muro

La población de la RDA exige la posibilidad de viajar libremente. Tras el anuncio de una nueva regulación de los viajes al extranjero, los berlineses orientales acuden en masa a los pasos fronterizos. Esa misma noche forzarán la apertura de fronteras.

Desde el verano de 1989, el movimiento de huida no cesa. Sólo en los primeros días de noviembre son ya diez mil personas las que abandonan la RDA. La situación es cada vez más insostenible para los dirigentes de la RDA. En la tarde del 9 de noviembre, su representante, Günter Schabowski, anuncia en una conferencia de prensa internacional la regulación de viajes más liberal de la RDA desde la construcción del Muro.

En realidad, las autoridades tienen previsto que exista la posibilidad de viajar con pasaporte y visado a partir del día siguiente. Pero la conferencia de prensa es retransmitida en directo por la televisión de la RDA. La televisión occidental informa una hora después: “La RDA abre las fronteras”. Cada vez más berlineses del Este se dirigen a los puestos fronterizos del Muro de Berlín e instan al sorprendido personal fronterizo a que aplique de inmediato la regulación para viajar.

Poco después de medianoche todos los pasos fronterizos están abiertos. La Guerra Fría y la división del mundo en dos bloques enemigos ha terminado. Las televisiones occidentales transmiten escenas de esa noche en todo el mundo.

El paso fronterizo en la calle Bornholmer fue el primero que tuvo que ser abierto la noche del 9 de noviembre ante la presión de los berlineses orientales.
Fuente: Andreas Schoelzel
Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang