source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
source: Helmut Adolf, Berlin
volver a la lista

Erika Drees

born 1935 in Breslau, died 2009 in Stendal

Judith Braband reflexiona sobre sus actos, aunque esto a veces sea un proceso doloroso. Saca lo mejor de sí cuando algo parece ser imposible. Puede que por ello llegara a ser una socialista convencida. Los padres, ambos miembros del SED, le transmitieron que el camino hasta el socialismo era largo y penoso. El padre, que durante los primeros años de su vida la trató como si fuera varón, le enseñó cómo solucionar los problemas: "Tiene que funcionar. Sólo está atascado."

A los 17, Judith Braband se comprometió a ingresar en el SED. "Quería meterme en el meollo, participar, hacerlo mejor". No terminó la carrera; en la producción, en la que debía demostrar su valía, también tuvo problemas. Era una camarada incómoda que hacía ver los fallos y exigía su solución.

En 1971 se le acercó la Stasi y Judith Braband estaba convencida de tener que contribuir en la lucha contra los "enemigos del Estado", entre otras cosas delatando a quienes deseaban huir de la RDA. "Simplemente huir me parecía una cobardía".

Cuando la RDA firmó el Acta Final de la CSCE, ella estudió atentamente los documentos. Lo que descubrió le produjo un shock. "Ningún Estado del mundo tiene derecho a retener a las personas". La Stasi escribió al respecto: "La camarada tiene grandes problemas". Judith Braband consiguió salirse de la Stasi.

A partir de 1977 trabajó como diseñadora autónoma, por ejemplo, para la revista Sibylle. Analizaba la sociedad en círculos políticos ilegales: ¿Para qué un ejército? ¿Un servicio secreto? ¿Por qué no se consigue la igualdad de la mujer? ¿Qué puede hacer cada individuo?

Tras la expulsión de autores críticos de la Asociación de Autores en 1979, redactó, junto con amigos, una carta para Erich Honecker, en la que condenaban esta decisión y la denunciaban como sintomática en relación al trato que se daba a los disidentes en la RDA, y buscó a gente que la firmase. La detuvieron acusándola de "alta traición por espionaje", puesto que el pequeño grupo también tenía contacto con occidentales de izquierda. A consecuencia de ello, Judith Braband dejó el SED. En 1980 fue condenada, junto con Thomas Klein, a nueve meses de cárcel por "establecer contactos ilegales".

A partir de mediados de los 1980 se produjeron revistas clandestinas en el subterráneo de su estudio. Amigos de Alemania Occidental habían introducido en la RDA un ordenador de contrabando. Halló su sitio en el grupo político Vereinigten Linken (Izquierda Unida) y en 1989 se convirtió en su primera gerente y representante en la llamada Mesa Redonda Central. Por fin existía la posibilidad de hacer algo mejor, encarrilar una sociedad. Tras la discusión acerca de su colaboración con la Stasi, que ella misma hizo pública, renunció a su mandato en el Bundestag (Parlamento Alemán) en 1992 y desde entonces trabaja para asociaciones culturales y la fundación Haus der Demokratie und Menschenrechte (Casa de la Democracia y los Derechos Humanos). Judith Braband actúa allí donde cree poder cambiar algo. Sólo Con tenacidad y, al mismo tiempo, de manera pacífica, así llevó su vida Erika Dress. Durante toda su vida, consideró que su tarea era hacer del mundo un lugar más digno y humano y se sintió comprometida con los valores cristianos. Sus acciones la llevaron a ser una de las figuras más importantes de la oposición, tanto en Stendal como en otras ciudades. La paz, la justicia y la conservación de la creación fueron por mucho tiempo temas importantes para ella, mucho antes de que, a partir de 1988, el congreso ecuménico de la Iglesia hiciera de éstos parte de su programa.

Durante sus estudios de medicina en Kiel y Berlín Occidental, trabajó comprometidamente para la comunidad evangelista de estudiantes. Ya en aquel entonces, intercambiaba ideas con ciudadanos de Berlín Oriental acerca de alternativas que condujeran a la unificación alemana. Esto condujo a que en 1958 –siendo aún ciudadana de Alemania Occidental– fuese condenada a una pena de cárcel de ocho meses por parte de la Stasi, pena que cumplió en el centro penitenciario Roter Ochse de Halle (Saal). No obstante, decidió ir a trabajar como neuróloga a la RDA. En este país conoció a su marido y a partir de 1976 vivió en Stendal con su familia. Adicionalmente a su labor profesional, Erika Dress fue en la RDA una de las iniciadoras del círculo pacifista y del Energiewende-Gruppe (grupo a favor del cambio en la política energética), aquel que después del accidente del reactor nuclear en Chernóbil emprendiera acciones pacíficas y de desobediencia civil en contra de la construcción de una central nuclear cerca de Stendal.

Tras hacerse público que los resultados de las elecciones comunales de principios de 1989 habían sido manipulados y que los políticos de la RDA justificaban el aplastamiento del movimiento manifestación en China, organizó junto con amigos, a partir julio de 1989, encuentros de oración por la paz. Al poco tiempo, fue también una de las primeras firmantes del llamamiento fundacional del movimiento político Neues Forum (Nuevo Foro), sobre el cual hizo propaganda en su ciudad natal. Ni posibles condenas ni penas reglamentarias podían detenerla. Durante el cumplimiento de su primera pena de cárcel había perdido el miedo a las represalias. Erika Dress fue la fuerza motora del llamado "despertar" en la región. Su casa se convirtió en punto de encuentro de gente que iba en busca de información y de palabras de ánimo. 

Pensaba siempre de modo global. En la primera demostración oficial en Stendal, el 6 de noviembre de 1989, exigió elecciones libres, libertad de prensa y libertad de opinión, así como también veracidad en todos los aspectos de la vida; todo esto sin olvidar el recordar públicamente el sufrimiento y la pobreza que se vivía en el tercer mundo. Actuaba del mismo modo en el que hablaba, clara y directamente. Cuando se ocupó la oficina del distrito de la Stasi, a principios de diciembre de 1989, se encargó de controlar lo que sucedía durante la noche en el edificio; todo con el objetivo de evitar dejarlo todo en manos de los miembros de la Policía Popular.

A pesar de la caída del Muro y de la disolución de la Stasi, la central nuclear siguió siendo su gran preocupación. El 10 de diciembre de 1989, el Energiewende-Gruppe puso en marcha una acción que consistió en hacer un agujero en el cerco de la central para introducir por él un rollo de papel de empapelar con 3000 firmas en contra de la continuación de la construcción de la central. Por este motivo, se le impuso una pena pecuniaria que cumplió de forma sustitutiva de nuevo en el centro de reclusión Roter Ochse. A este le siguieron otros procesos judiciales.

Las penas que le impusieron, tanto en la RDA como en la RFA, no pudieron impedir que Erika Dress hiciese lo que consideraba correcto. Erika Dress rechazó todo tipo de condecoraciones y homenajes.e ya no quiere volver a hacerlo en nombre de una ideología.

Edda Ahrberg

Entlassungsanweisung vom 27.2.1959 aus der Haftanstalt in Berlin
source: BStU
Aufruf: Eine Hoffnung lernt gehen (1987)
source: Heino Falcke
Aufruf: Eine Hoffnung lernt gehen (1987)
source: Heino Falcke
Eingabe von Erika Drees an Margot Honecker am 17.11.1988
source: BStU
Eingabe von Erika Drees an Margot Honecker am 17.11.1988
source: BStU
Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang