source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
volver a la lista

Margitta Kupler

born 1961 in Berlin

Margitta Kupler nació el día en que construyeron el Muro. Ya de niña exigía tomar sus propias decisiones y no someterse a la opinión del colectivo. Acudía a eventos eclesiásticos y asumió la fe cristiana. “Una forma de protesta y una alternativa cuando no se estaba conforme con el Estado”.

En 1978 se produjo un enfrentamiento entre jóvenes y la policía tras la celebración del aniversario de la fundación de la RDA en Alexanderplatz, a raíz de los cuales detuvieron a un compañero de clase de Margitta Kupler. La Stasi se presentó en el colegio para ejercer presión sobre la clase. No debían enviarle cartas a la cárcel, no debían recoger firmas y debían retirarse las firmas ya entregadas. Margitta Kupler se sintió impotente ante semejante injusticia e indefensión. “Eso fue algo que no esperaba vivir”. No retiró su firma y la expulsaron del colegio, supuestamente por haber llevado puesta una parca de Occidente.

Tras el nacimiento de sus hijos, no los envió a guardería estatales ni tampoco a los Pionieren, la organización de masas socialista para los niños. “No hay que acatarlo todo, se pueden marcar ciertas diferencias en lo que se refiere a tu propia vida”. Atraída por los conceptos pedagógicos avanzados de algunas instituciones eclesiásticas, decidió formarse como diácona.

En 1989, comenzó a trabajar en Weissensee, Berlín, y allí organizó actos relacionados con los temas que le importaban: ¿Qué opinamos sobre el armamentismo, el ejército, los juguetes bélicos en las guarderías? En otoño de 1989, conjuntamente con Klaus, con quien más tarde se casaría, y otros compañeros, se encargó de coordinar y atender la línea telefónica de contacto de la iglesia Gethsemane. A ella llegaba constantemente información sobre protestas de la ciudadanía y transgresiones del Estado en todo el país, que luego era distribuida, por ejemplo, a corresponsales que, en sí, habían ido a Berlín Este a cubrir los festejos oficiales del 7 de octubre. La caída del Muro fue para ella una liberación. En diciembre de 1989 fue una de las primeras que entró en la central del Ministerio para la Seguridad del Estado con un equipo del programa de televisión Elf 99. Formó parte del grupo de trabajo sobre seguridad de la Mesa Redonda Central, que se ocupó de la disolución del servicio secreto de Alemania Oriental. Este grupo de trabajo dispuso destruir datos electrónicos, a pesar de las vehementes protestas de Margitta Kupler.

Actualmente, Margitta Kupler asesora a jóvenes sobre cómo planificar su vida en Mecklemburgo-Pomerania Occidental. No cree que haya que adaptarse al mercado laboral. “Ese mercado es muy inestable. Lo único estable en él es la persona que sabe lo que quiere”.

Nanette Hojdyssek

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang