source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
volver a la lista

Maria Nooke

born 1958 in Forst (Lausitz)

Maria Nooke aprendió de sus padres a luchar por sus convicciones. “Pensad bien lo que decís y lo que hacéis, y después sed fieles a ello”. No se hizo miembro de la organización juvenil estatal FDJ, se negó a celebrar la ceremonia de iniciación a la adultez y a disparar durante la instrucción premilitar. Quería vivir en ese Estado como una buena cristiana.

Parecía estar predestinada a una carrera profesional dentro de la Iglesia, aunque en un principio no quisiera seguir este camino, pero como ella misma afirma: “Ahí podía hacer algo compatible con mis intereses sin someterme políticamente”. Desde 1985, trabajó en las parroquias evangélicas de su ciudad natal, Forst, con niños y jóvenes y fue una de las fundadoras del círculo pacifista ecuménico de la región.

En 1987 iba a celebrarse cerca de Forst un concierto con Freya Klier y Stephan Krawczyk. Dado que ambos artistas tenía prohibido ejercer su profesión en la RDA, sólo podían actuar bajo la protección de la Iglesia. La Stasi controlaba los carnés y anotaba las matrículas de los asistentes al concierto a la salida de Forst, y durante horas ejercieron presión sobre el Consejo Comunal Eclesiástico. El superintendente general anunció entonces al público que abarrotaba la iglesia que el concierto no se celebraría y que había tomado esta decisión sin ser presionado por el Estado. A Maria Nooke se le mezcló la consternación, causada por tamaña mentira y por la intromisión en los asuntos eclesiásticos, con la sensación de impotencia. “Habían transgredido un límite. No lo podíamos permitir”.

En enero de 1988 fundó, junto con su marido, el físico Günter Nooke, y los párrocos Bodo Grützner y Michael Moogk, la revista opositora Aufbruch. Dado que el Estado no toleraba ese tipo de publicaciones, fue encubierta como material informativo interno de la Iglesia. La revista, con una tirada inicial de 50 ejemplares y que trataba sobre todo problemas regionales, como los traslados forzosos relacionados con la extracción de hulla y la consecuente destrucción de la naturaleza y el medio ambiente, no tardó en cobrar importancia en toda la RDA. La revista Aufbruch informó sobre la prohibición de la revista Sputnik, sobre las detenciones en Berlín antes y durante la manifestación en honor de Rosa Luxemburg und Karl Liebknecht y aleccionaba sobre la democracia y los derechos humanos. La Stasi no podía impedirlo, si bien vigilaba atentamente a los miembros de la redacción y les imponía numerosas multas. Uno de los puntos de distribución de los que hacía uso la revista era la Umwelt-Bibliothek (Biblioteca sobre el Medio Ambiente) de Berlín.

Como subdirectora de la fundación Berliner Mauer (Muro de Berlín), Maria Nooke sigue trabajando para ofrecer a la gente información que les permita formar su propia opinión.

Nanette Hojdyssek

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang