source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
volver a la lista

Markus Meckel

born 1952 in Müncheberg

Este hombre tenía pensado hacer algo inaudito: Quería hacer política más allá de las estructuras existentes en la dictadura del SED. “Markus Meckel ha pedido que le muestren las posibilidades que existen en la RDA para fundar un partido”, informó el IM (colaborador informal) “Ralf Schirmer” a la Stasi. Meckel tenía previsto fundar “realmente un partido independiente respecto a los demás”. Fue precisamente Wolfgang Schnur, el abogado que en apariencia se mostraba muy compresivo con muchos opositores en la RDA, quien le delató. El deseo de Markus Meckel de hacer política venía ya de lejos. A los 20 años de la existencia de la RDA tuvo que dejar la escuela superior porque no se quería adaptar, estudió hasta la selectividad en una escuela confesional y después cursó la carrera de Teología. Cuando se hizo sacerdote siguió siendo fiel a la oposición y al movimiento pacifista. Algunos superiores lograban soportar sólo con cinismo sus tendencias, protestantes en pleno sentido de la palabra. Su superintendente se mostraba crítico con sus actividades: “Otros pastores crían abejas, Meckel se dedica a su política”.

Markus Meckel no se limitaba al círculo opositor local, en los años 1980 ya pensaba en un movimiento para toda la RDA. Con el llamamiento a fundar un partido socialdemócrata y su consecución, justamente el día del 40 aniversario del Estado del SED, Markus Meckel, Martin Gutzeit y otros llevaron a un nuevo nivel la provocación de los gobernantes. Era consciente de las posibles consecuencias: “No pensaba que la Stasi pudiera agredirme físicamente”. Temía por mi familia. Hubo intentos de chantaje que amenazaban con consecuencias para mi familia. Eso sí me afectó”. Pero en otoño de 1989, el sistema de Honecker ya estaba tan deteriorado, que ya no podía detener a los defensores de los derechos civiles ni a las manifestaciones de masas. Meckel tenía la posibilidad de hacer política a gran escala.

Como representante del partido, que había pasado a llamarse SPD, Meckel participó como ministro de exteriores en el único Gobierno de la RDA legitimado democráticamente. Llegó a su cargo con la mayor exigencia pensable: El pacifista convencido quería situar los derechos humanos y el pacifismo en el centro de su política; sin embargo, en la carrera hacia la reunificación en 1990 no tuvo ninguna oportunidad, puesto que en ese momento lo que imperaba era la tenaz e inflexible realpolitik. Para muchos de los participantes en las negociaciones del Tratado Dos más Cuatro el planteamiento moralista de Meckle era un elemento perturbador. Sin embargo, el que no llegara a firmar el acuerdo que volvía a hacer de las dos Alemanias una se debió a las diferencias en política interna, en el transcurso de las cuales el SPD se retiró de la gran coalición.

Meckel, no obstante, siguió siendo fiel a su exigencia y trabajó hasta 2009 como diputado del SPD en el Bundestag en pro de una política de seguridad con base moral. Esto y su participación en el esclarecimiento del pasado de la RDA, que impulsó en calidad de Presidente de la Bundestiftung Aufarbeitung (Fundación Federal para la Investigación y Evaluación de la Dictadura Comunista en la RDA) , han sido merecedores de numerosas condecoraciones alemanas e internacionales.

Sven Felix Kellerhoff

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang