source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
volver a la lista

Michael Arnold

born 1964 in Meißen

"Dimos un impulso importante en un momento importante", así esboza Michael Arnold, hoy dentista y residente en Radebeul, cerca de Dresde, sus actividades opositoras en Leipzig en los años 1980. Antes de prestar el servicio militar como enfermero durante tres años, hizo la selectividad en Meissen, para así poder cumplir su gran deseo de estudiar odontología en la Universidad de Leipzig. Arnold: "El punto de partida para hacer algo que cambiara activamente el sistema fue el registro por parte de la Stasi de la Umwelt-Bibliothek (Biblioteca sobre Medio Ambiente) de Berlín en 1987. Me enteré de las represalias y posteriores detenciones de manifestantes a través de Bayern 3, emisora que escuchábamos en mi piso compartido. Como estudiante, escribí a Honecker diciéndole que en un país libre debería ser posible que la gente expresara su opinión sin miedo a ser castigado".

Debido a esa carta enviada certificada, cuya recepción fue confirmada, aunque nunca llegara a recibir una respuesta, fue citado por la dirección de la universidad. Se le sugirió que se retractara y retirara el cuerpo del delito. Arnold: "No partía de muy buena posición, puesto que en cualquier momento te podían expulsar por motivos políticos. Pero yo había informado a la asesora de mi grupo de seminario acerca de la carta y de mi protesta. Ella pertenecía al SED e intercedió por mí".

Arnold buscó a otros que simpatizaran con sus ideas y los halló en las parroquias. Descubrió la iniciativa Leben. El terco estudiante organizó repetidamente manifestaciones en favor de la democracia y los derechos humanos. Mientras repartía panfletos con el programa de contraste de la oposición durante la manifestación en conmemoración de Liebknecht y Luxemburg en enero de 1989, él y otros defensores de los derechos civiles fueron detenidos. Los liberaron unos días después debido a la presión internacional. Precisamente esos días se estaba celebrando en Viena una cumbre de la OSCE sobre derechos humanos en la que el Ministro de Exteriores estadounidense, George Schultz, confrontó a su homólogo de la RDA, Oskar Fischer, con las detenciones de Leipzig.

La casa de Arnold en la calle Zweinaundorfer 20 de Leipzig era el punto de encuentro oficial de los activistas civiles y era observada por la Stasi. Se la invitó a entrar en la casa cuando quisiera y se las ingeniaron para imprimir folletos usando una vieja calandria y para echarlos en los buzones al amparo de la oscuridad. Así se llevó a cabo el llamamiento a la marcha en favor del rescate del río Pleisse, que pretendía llamar la atención acerca de los delitos ecológicos que se estaban cometiendo. Arnold y sus camaradas sabían lo peligrosas que eran estas actividades. Fue detenido varias veces, registraron su casa, era mantenido bajo observación e incluso le prohibieron viajar a países extranjeros socialistas.

Impactante fue la vez en la que Arnold consiguió llevar escondida una grabadora a un interrogatorio y grabarlo. "Me había comprado una grabadora en Intershop. Mi principal preocupación era que se acabara la cinta antes de que terminara el interrogatorio. Tenía miedo de que el consabido clic me delatase". El objetivo era desenmascarar las prácticas de represión del Ministerio para la Seguridad del Estado y sus empleados y confidentes. Fotografiaron a empleados de carrera de la Stasi.

Michael Arnold fue uno de los fundadores de Neues Forum (Nuevo Foro) en septiembre de 1989.

La máquina de escribir que utilizara Arnold para escribir la carta a Honecker forma parte hoy en día del patrimonio del Foro de Historia Contemporánea de Leipzig. Puede que algún día sea expuesta como ejemplo de valor cívico. 

Thomas Mayer

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang