source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Frank Ebert
volver a la lista

Peter Wensierski

born 1954 in Heiligenhaus

Peter Wensierski metió - literalmente - mano en la existencia de la RDA. Antes de las elecciones comunales del 7 de mayo de 1989, que eran en realidad un ritual sin relevancia, mostró en el programa de televisión Kontraste de la cadena de Berlín Occidental SFB cómo se podía votar en contra del régimen. En dicha transmisión se vio como la mano de Peter Wensierski iba tachando con esmero cada uno de los nombres de una papeleta de votación de la RDA. Ésta era la única posibilidad de asegurarse de que no se diera por válido el voto y se lo sumara a la lista unitaria. Puesto que en Berlín Occidental no se podían conseguir estas papeletas, Wensierski simplemente copió la imagen de una papeleta de votación de un libro escolar de Alemania Oriental, la recortó y listo, ya estaba hecha su papeleta.

Esto le costó al comprometido periodista la prohibición de entrar en la RDA. Hacía tiempo que la Stasi tenía claro que Wensierski no sólo metía mano en el sistema del SED de forma concreta, sino también en sentido figurado. En su acta de la Stasi se lee una conclusión llamativamente correcta: ‟Para Wensierski, el SED sólo es reformable hasta cierto punto”. Desde 1979, Wensierski había viajado repetidamente a la RDA trabajando para diferentes medios. En sus exploraciones por la otra Alemania, se percató antes que la mayoría de los periodistas occidentales del lo debilitado que estaba el régimen de la RDA. Sus observaciones no sólo se basaban en las acciones de las figuras opositoras en la jerarquía eclesiástica y entre los comunistas no ortodoxos; Wensierski se fijaba más bien en la escena punk, en los grupos ecológicos y pacifistas y en los círculos artísticos. Veía cada vez más como se expandía entre la gente el sentimiento de ‟pasar completamente de la RDA”.

‟Como enviado especial disfrutaba de más libertades que los colegas corresponsales y, por ejemplo, no tenía que registrar explícitamente cada desplazamiento fuera de Berlín Oriental y cada entrevista. Era una laguna en el sistema”, recuerda Wensierski. No obstante, también recuerda que en los años 1980 no era fácil despertar el interés de los más jóvenes entre los alemanes occidentales por las personas que vivían al otro lado del Muro. Wensierski no tardó en comprobar que el mejor medio para hacerlo era la cadena de televisión Sender Freies Berlin y, en especial, el programa Kontraste, que se sintonizaba en ambas Alemanias. En gran parte de la RDA se convirtió prácticamente en un programa obligatorio para las mentes con sentido crítico. Wensierski informó durante años, con frecuencia cooperando estrechamente con el opositor, expatriado de Jena, Roland Jahn, sobre los círculos críticos con la RDA, y dio a conocer así a los defensores de los derechos civiles en la RDA a través de la televisión occidental. Imprescindible para ello fue la labor de los cámaras que filmaron asumiendo grandes riesgos, por ejemplo, en Leipzig. 

Tras la revolución pacífica, a la que Wensierski no tardó en prestar su voz, éste se ha mantenido fiel a la investigación y evaluación de la dictadura comunista con reportajes, por ejemplo, sobre la Stasi. Además, ha hecho también méritos promoviendo una concienciación pública en torno al olvidado destino de los huérfanos en la República Federal.

Sven Felix Kellerhoff

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang