“Picadores del Muro” el 10 de noviembre de 1989. La gente empieza a echar abajo el Muro por cuenta propia. El desmantelamiento oficial comienza también en noviembre de 1989 en Potsdamer Platz y continúa a partir del 20 de febrero de 1990 entre la Puerta de Brandeburgo y el puesto fronterizo de Checkpoint Charlie.
Fuente: Bundesregierung/Uwe Rau

Unidad – ¿Sí o no? ¿Cuándo y cómo?

Los lemas durante las manifestaciones en la RDA cambian a finales de noviembre de 1989. La gente reclama cada vez más la unidad como vía hacia la democracia y el bienestar. Una parte de los movimientos civiles, por el contrario, consideran que la democratización del país es un requisito para la unidad. Otros quieren mantener una RDA independiente, temen una apropiación por parte de Occidente y abogan por una “alternativa socialista” a la República Federal, por ejemplo en el llamamiento “Für unser Land” (Por nuestro país) del 26 de noviembre de 1989.

Pero también en la República Federal hay quien se opone a la unificación. Advierten de una posible megalomanía nacionalista alemana y de un capitalismo desenfrenado. La Ley Fundamental llama al pueblo alemán a “completar la unidad y libertad de Alemania en libre autodeterminación”.

Una rápida reunificación no es en principio el objetivo de la política de la República Federal. El canciller Helmut Kohl formula a finales de noviembre de 1989 un programa de diez puntos para un proceso de acercamiento progresivo. En sus visitas a la RDA, los políticos de Alemania Occidental notan la creciente presión proveniente de la población. A finales de enero de 1990 establecen planes concretos para una rápida reunificación.

Los manifestantes reclaman cada vez más la unidad alemana. Especialmente tras la caída del Muro el 9 de noviembre de 1989, la reunificación es el tema central de las consignas y pancartas, como aquí en Plauen el 2 de diciembre de 1989.
Fuente: Gunnar Tessarczyk/Plauen
El 3 de diciembre, numerosos ciudadanos de la RDA se lanzan a la calle bajo el lema “Por nuestro país”, como aquí en el barrio berlinés de Prenzlauer Berg. A principios de diciembre de 1989, los alemanes orientales se manifiestan portando velas tanto a favor como en contra de la reunificación.
Fuente: Gunnar Tessarczyk/Plauen
Manifestación en Berlín Este el 10 de diciembre de 1989 reivindicando la introducción inmediata de reformas democráticas en la RDA.
Fuente: Hans-Peter Stiebing
El canciller Helmut Kohl habla el 19 de diciembre en Dresde. Una gran parte de la población recibe entusiasmada a los políticos de Alemania Occidental a finales de 1989. En parte por ello, el Gobierno Federal establece que las nuevas ayudas financieras dependerán del avance de las reformas en la RDA.
Fuente: picture-alliance/Sven Simon
Los escépticos frente a una rápida unificación, como éstos en Leipzig el 29 de enero de 1990, consideran que para una Alemania unida son indispensables tanto la democratización de la RDA como cambios sociales en la República Federal.
Fuente: Gerhard Gäbler/Leipzig
Congreso del SPD de Alemania Oriental del 22 al 25 de febrero de 1990 en Leipzig: El primer ministro del Sarre y candidato a canciller del SPD de Alemania Occidental, Oskar Lafontaine, se declara en contra de una reunificación precipitada. La considera problemática sobre todo por motivos económicos y sociales.
Fuente: Bundesarchiv/183-1990-0223-029/Wolfgang Kluge
En Alemania Occidental, quienes se oponen a la unidad formulan su miedo a un resurgimiento de la megalomanía nacionalista alemana. Esta opinión está muy extendida sobre todo en el círculo político de izquierdas de la RFA.
Fuente: Stiftung Haus der Geschichte der Bundesrepublik Deutschland
Los impulsores del lema “Por nuestro país” reavivan el mito fundacional recordando los “ideales socialistas y humanos” de la RDA. Cuando el SED apoya el llamamiento y se convierte en su portavoz, los firmantes de los movimientos civiles se distancian en su mayoría del lema.
Fuente: Neues Deutschland, 29.11.1989
Despertar Democrático, Nuevo Foro y el Partido Socialdemócrata formulan su aprobación de la reunificación en este panfleto del 1 de diciembre de 1989. No obstante, destacan que debe ser considerada una tarea a resolver a largo plazo.
Fuente: Archiv Bürgerbewegung Leipzig
Gente de todo el país formula en numerosas cartas sus esperanzas en la unidad alemana y critican así, al mismo tiempo, la actitud vacilante respecto a la reunificación de algunos de los movimientos civiles. Fragmento de una carta del 14 de diciembre de 1989 dirigida a Nuevo Foro desde Plauen.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
Panfleto del movimiento civil Democracia Ahora, marzo de 1990.
Fuente: Stiftung Haus der Geschichte der Bundesrepublik Deutschland, Zeitgeschichtliches Forum Leipzig
En Alemania Occidental, quienes se oponen a la unidad formulan su miedo a un resurgimiento de la megalomanía nacionalista alemana. Esta opinión está muy extendida sobre todo en el círculo político de izquierdas de la RFA.
Fuente: Stiftung Haus der Geschichte der Bundesrepublik Deutschland
Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang