source: Robert-Havemann-Gesellschaft/Dirk Vogel
volver a la lista

Lilo Fuchs

born 1953 in Jena

A pesar de toda su seriedad y de todo lo que ha vivido, Lilo Fuchs disfruta aún de gastar bromas y de reírse con sus hijos. A finales de agosto de 1977, salió de Grünheide en dirección a Berlín Occidental con su hija pequeña Lili. Su marido, el escritor Jürgen Fuchs, había sido deportado a Berlín Occidental pocos días antes tras permanecer detenido en la prisión preventiva de la Stasi, Hohenschönhausen, en Berlín Oriental. Le habían detenido después de la expatriación de Wolf Biermann en noviembre de 1976. Lilo Fuchs era aún bastante joven cuando salió de la RDA, apenas tenía 24 años.

Se había criado en Jena, en una vivienda en el sótano, junto con su hermana menor y sus padres, que habían sido expulsados de Prusia Oriental. Lilo fue una buena escolar. Le gustaba la música, cantaba en el coro y tocaba el piano. 

Después de la selectividad, estudió psicología en Jena. Su compañero Jürgen Fuchs ya había escrito algunos textos que analizaban los mecanismos de opresión existentes en la sociedad de la RDA; la Stasi ya lo tenía en el punto de mira. La pareja de estudiantes se casó a finales de otoño de 1974. En 1975 expulsaron de la universidad a Jürgen Fuchs debido a sus textos críticos. La familia se marchó de Jena como si fueran fugitivos. Wolf Biermann los fue a buscar en coche y los condujo a la Gartenhaus (casa en un jardín comunitario) que tenían Katja y Robert Havemann en Grünheide. Tras la detención de su marido en noviembre de 1976, Lilo Fuchs era escoltada a todas partes por vigilantes de la Stasi. La situación duró unos nueve meses hasta su salida del país.

La persecución de la familia por la policía secreta germano oriental continuó en Berlín Occidental hasta el otoño de 1989. La RDA no los dejaba en paz en muchos sentidos. Desde Occidente, Lilo y Jürgen Fuchs apoyaron la oposición en la RDA, de forma tenaz y continua, durante los doce años restantes. Organizaban la entrada ilegal en la RDA de libros, periódicos, textos; transmitían las noticias de detenciones, hacían públicas en Occidente las violaciones de los derechos humanos en la RDA y en Europa del Este. Su casa en el barrio berlinés de Tempelhof, directamente frente al aeropuerto, era un punto de encuentro de opositores expulsados de la RDA. A todos se les recibía amablemente y se les ofrecía consejo y apoyo moral a su llegada a Occidente. Al mismo tiempo, éstos les contaban las últimas novedades de la RDA. Se trataba siempre de las mismas cuestiones y problemas. Conversaban durante horas, a veces durante toda la noche, acerca de cómo ayudar a los amigos en el Este. El apoyarles con ideas era más importante que el apoyo material. Hacían de intermediarios y despertaban continuamente el interés público occidental por las voces críticas de la RDA. Lilo Fuchs fue siempre una fuente de apoyo y de sosiego en medio de todo el alboroto.

Hoy en día trabaja como psicóloga en el centro de contacto y asesoramiento psicosocial ‟Treffpunkt Waldstrasse” en el barrio berlinés de Moabit.

Doris Liebermann

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang