Manifestación del sindicato polaco Solidaridad en el lugar de peregrinación Czestochowa (Polonia). El sindicato ilegal Solidaridad se convierte en un movimiento de masas que ya no es posible detener.
Fuente: AP Photo

Fraudes electorales sin fin

Desde la instauración de la dictadura comunista, uno de los principales derechos que reclaman los opositores son unas elecciones libres. En la RDA no tienen lugar elecciones libres ni existe una competencia entre partidos políticos. El “liderazgo” del Partido Socialista Unificado de Alemania (Sozialistischen Einheitspartei Deutschland o SED) está establecido en la Constitución. Todos los candidatos al Gobierno y al parlamento son recogidos en una lista. El acto electoral consiste simplemente en la aceptación o el rechazo de la lista completa. Según los datos oficiales, por lo general, en torno al 99 por ciento de los votantes aprueban la lista. Si bien la llamada lista unitaria es votada efectivamente por una mayoría aplastante, entre la población surge una y otra vez la sospecha de que los resultados son falseados.

Protesta de un grupo de la resistencia en Eisenberg (Turingia). Con diversas pancartas escritas a mano exhortan a votar No en las elecciones a la Asamblea Popular de octubre de 1954. Los miembros del círculo de Eisenberger, casi todos estudiantes, son castigados en 1958 con elevadas penas de prisión correccional.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft/BStU-Kopie
Eslogan en Berlín-Pankow en octubre 1976. La Stasi busca a los autores puesto que considera que el llamamiento atenta contra el Estado y éstos deberían cumplir penas de cárcel. Gran parte de la población es consciente de que en la RDA no tienen lugar elecciones libres y que los dirigentes de la RDA no cuentan con una legitimación democrática.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft/BStU-Kopie
Opositores de Berlín Este difunden sus críticas al sistema electoral de la RDA en junio de 1986. Casi ningún votante sabe quiénes son los candidatos de la lista conjunta. No es posible votar de forma individual por una de las propuestas electorales. Los votantes tienen que declararse a favor o en contra de la lista completa.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft

Elecciones comunales 1989

Los opositores quieren demostrarlo en las elecciones comunales del 7 de mayo de 1989 y controlar el recuento de los votos. Se preparan para esta tarea durante semanas. El recuento de los votos puede ser comprobado de forma representativa. La comparación con el resultado final oficial demuestra que, en muchos lugares del país, las autoridades estatales han manipulado el recuento. Los resultados de las elecciones anunciados oficialmente han sido falseados. Las elecciones como núcleo de la democracia son una mera fachada en la RDA.

Local electoral en el barrio berlinés de Prenzlauer Berg el 7 de mayo de 1989. El recuento de votos de las elecciones municipales de 1989 es controlado por defensores de los derechos civiles en diferentes lugares. Esto pone de manifiesto notables discrepancias respecto a los resultados anunciados oficialmente.
Fuente: Archiv Bundesstiftung Aufarbeitung, Bestand Klaus Mehner, Nr. 89_0507_POL_Wahlen_05
Todavía no son más que unos pocos valientes: Manifestación el 7 de junio de 1989 ante la iglesia Sophienkirche en Berlín Este. El fraude electoral puesto de manifiesto indigna a muchas personas. A partir de ese momento tiene lugar una manifestación en la plaza Alexanderplatz el día siete de cada mes.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft/Hans-Jürgen Röder
El control electoral en Berlín Oriental es principalmente una iniciativa del círculo pacifista de Weißensee. Aquellos que desean participar en el recuento de votos en los locales electorales son preparados antes concienzudamente para realizar esta tarea. Miembros del círculo pacifista: Ralf Sköries, Evelyn Zupke, Beate Pankow, Gunther Seifert, Klaus Kupler, Frank Pfeifer (de izq. a der.).
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft/Siegbert Schefke
El control electoral en Berlín Oriental es principalmente una iniciativa del círculo pacifista de Weißensee. Aquellos que desean participar en el recuento de votos en los locales electorales son preparados antes concienzudamente para realizar esta tarea.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
Tras las elecciones municipales del 7 de mayo de 1989, en muchas ciudades de la RDA la oposición supervisa el recuento de votos. Los resultados de los diferentes locales electorales son recogidos en listas y comparados con los resultados oficiales. Las divergencias demuestran el fraude electoral. En la documentación “Wahlfall 89”, la Biblioteca sobre Medio Ambiente de Berlín Este publica los resultados falseados. El fraude electoral se convertirá en los siguientes meses en el detonante de la principal reivindicación de los alemanes orientales: nuevas elecciones libres y democráticas.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
Tras las elecciones municipales del 7 de mayo de 1989, en muchas ciudades de la RDA la oposición supervisa el recuento de votos. Los resultados de los diferentes locales electorales son recogidos en listas y comparados con los resultados oficiales. Las divergencias demuestran el fraude electoral. En la documentación “Wahlfall 89”, la Biblioteca sobre Medio Ambiente de Berlín Este publica los resultados falseados. El fraude electoral se convertirá en los siguientes meses en el detonante de la principal reivindicación de los alemanes orientales: nuevas elecciones libres y democráticas.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
Tras las elecciones municipales del 7 de mayo de 1989, en muchas ciudades de la RDA la oposición supervisa el recuento de votos. Los resultados de los diferentes locales electorales son recogidos en listas y comparados con los resultados oficiales. Las divergencias demuestran el fraude electoral. En la documentación “Wahlfall 89”, la Biblioteca sobre Medio Ambiente de Berlín Este publica los resultados falseados. El fraude electoral se convertirá en los siguientes meses en el detonante de la principal reivindicación de los alemanes orientales: nuevas elecciones libres y democráticas.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
Tras las elecciones municipales del 7 de mayo de 1989, en muchas ciudades de la RDA la oposición supervisa el recuento de votos. Los resultados de los diferentes locales electorales son recogidos en listas y comparados con los resultados oficiales. Las divergencias demuestran el fraude electoral. En la documentación “Wahlfall 89”, la Biblioteca sobre Medio Ambiente de Berlín Este publica los resultados falseados. El fraude electoral se convertirá en los siguientes meses en el detonante de la principal reivindicación de los alemanes orientales: nuevas elecciones libres y democráticas.
Fuente: Robert-Havemann-Gesellschaft
[Translate to Spanisch:] Nach der Kommunalwahl am 7. Mai 1989 überwachen Oppositionelle in vielen Städten der DDR die Auszählung der Stimmen. Sie fassen die Ergebnisse aus den einzelnen Wahllokalen in Listen zusammen und vergleichen sie mit dem offiziellen Wahlergebnis. Anhand der Differenzen lässt sich der Wahlbetrug beweisen. In der Dokumentation „Wahlfall 89“ belegt die Ostberliner Umwelt-Bibliothek den Betrug. Die Wahlfälschung wird in den nächsten Monaten zum Ausgangspunkt für die Forderung vieler Ostdeutscher nach neuen, freien und demokratischen Wahlen.
[Translate to Spanisch:] Nach der Kommunalwahl am 7. Mai 1989 überwachen Oppositionelle in vielen Städten der DDR die Auszählung der Stimmen. Sie fassen die Ergebnisse aus den einzelnen Wahllokalen in Listen zusammen und vergleichen sie mit dem offiziellen Wahlergebnis. Anhand der Differenzen lässt sich der Wahlbetrug beweisen. In der Dokumentation „Wahlfall 89“ belegt die Ostberliner Umwelt-Bibliothek den Betrug. Die Wahlfälschung wird in den nächsten Monaten zum Ausgangspunkt für die Forderung vieler Ostdeutscher nach neuen, freien und demokratischen Wahlen.
Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang