Protestas contra el nombramiento de Egon Krenz como presidente del Consejo de Estado el 24 de octubre de 1989 frente al edificio del Consejo de Estado en Berlín Este.
Fuente: picture-alliance/dpa/Wolfgang Kumm

El sistema se desmorona

La inmovilidad de los dirigentes de la RDA provoca incluso a aquellos que hasta ahora se habían sometido al dictado del SED. Las asociaciones de artistas y las universidades se suman a las protestas. Partidos del bloque que apoyaba al SED se distancian del mismo, las organizaciones de masas pierden a sus miembros.

Walter Janka, comunista y editor, se dirige, visiblemente conmovido, al público del Deutsches Theater de Berlín Este el 28 de octubre de 1989. Una lectura pone fin a las décadas de silencio sobre la injusticia de la que ha sido víctima.
Fuente: Archiv Deutsches Theater Berlin/Gisela Harich

La Asociación de Escritores de Berlín es la asociación de artistas conforme con el Estado que da el primer paso: El 14 de septiembre de 1989 hace pública una declaración crítica. Pocos días después es seguida por la asociación de artistas del entretenimiento (Verband der Unterhaltungskünstler). Ambas organizaciones critican la política del SED y reclaman reformas. Casi todos los teatros se muestran críticos. Algunos ponen su teatro a disposición de la protesta pública.

En los partidos que hasta ahora se habían presentado a las elecciones en bloque con el SED comienza un proceso de separación del partido del Estado: Ya no quieren seguir simulando un sistema pluripartidista. Las organizaciones de masas estatales, como la federación de sindicatos FDGB o la organización juvenil FDJ, pierden socios en masa. En las universidades y escuelas superiores, los estudiantes reclaman acceso no restringido a la literatura científica y representantes estudiantiles independientes.

Blog aufrufen
Kontakte aufrufen
zum Seitenanfang